tarifas videos de boda, cuanto cuesta un vídeo de boda

Cuánto cuesta un vídeo de boda

Los precios: ¿es caro o barato un vídeo de boda?

Si estás pensando en casarte o bien eres un curioso de la vida, tal vez te hayas preguntado alguna vez cuanto cuesta un vídeo de boda. Este es un tema muy complejo, en el que todo son “dependes”. Pero que no te den gato por liebre, nadie da duros a cuatro pesetas y un buen profesional no va a ser barato.

Una idea de lo que le cuesta a un videógrafo ser videógrafo

Coste del equipo

“El vídeo de bodas es muy caro. Me quieren clavar 1.500€ por ir a grabar unas horitas.”. Pues siento decirte que no, ojalá fuera así de fácil hacer dinero. Para empezar, el profesional que vas a contratar ha tenido que invertir en su equipo una media de entre 5.000€ y 8.000€ entre cámaras, lentes, trípodes, grabadoras de sonido, micrófonos, focos, ordenadores, monitores, discos duros, y un largo etcétera. Y peor me lo pones si encima tiene un estudio y tiene que pagar el alquiler de éste.

Tiempo de postproducción

Luego está todo el tiempo que hay que invertir para editar el vídeo, que si es uno bueno, por rápido que sea, no serán nunca menos de 3 días. Para que te hagas una idea, yo suelo tardar entre 6 y 10 días para editar el vídeo de bodas principal, y a esto súmale lo que tardo si me contratan otros servicios.

Licencias de músicas

Para hacer los vídeos, casi el 100% de los videógrafos usamos músicas, y esas músicas tienen derechos de autor; por esos tenemos que pagar para conseguir las licencias de las músicas. A todo esto súmale la formación del videógrafo (muchos provienen de haber estudiado cine o similares y han invertido unos buenos años de su vida), los cursos que hace al año presencialmente o por internet para seguir formándose y no quedarse atrás.  

Márqueting

Además, tiene un marketing que realizar para que puedas encontrarlo en los portales de boda o en los buscadores como Google o Bing: hacerse una página web con un coste de unos 1000€ si es algo profesional; pagar en los portales de bodas de entre 500€ a 2000€ al año por aparecer destacado; pagar hasta lo que esté dispuesto a pagar por aparecer su anuncio destacado en el Google cada vez que teclees “vídeo de boda”…

Seguros

Uno de los mayores terrores de los videógrafos y fotógrafos de boda es que nos roben el equipo. Muchas historias circulan de compañeros a los que les robaron ya no en la calle o en el coche, si no en el propio restaurante. Para ello están las pólizas pensadas para estas situaciones y que incluso pueden cubrir. Otro seguro que debería ser obligatorio es el seguro de responsabilidad civil. En caso de que el videógrafo durante el día de la boda rompa algún objeto, dañe involuntariamente a alguna persona o a sí mismo, estaría cubierto por este seguro.

Impuestos

Y como guinda del pastel, tiene que estar dado de alta como autónomo, lo que lleva a pagar una cuota de autónomo mensual de un mínimo de 283,30€ o bien haber constituido una empresa e igualmente pagar una cuota por empleado de unos 300€. Estar legal significa que te va a emitir una factura, que va a tener que pagar el 21% de lo que le das en IVA y otro 19% a 30% de los beneficios para el IRPF. Es decir, si te cobra 2.000€ con factura legal, el profesional apenas va a ver de todo ese dinero unos 1.400€. Y de este dinero hay que descontar la cuota de autónomos, los gastos del negocio y amortizar los equipos. En resumen, de una trabajo facturado a 2.000€, lo que queda “limpio” con suerte  apenas llega a 1.000€.

¿A que ya no parece tanto chollo esto de los vídeos de boda? Pues es que no lo es, y como en cualquier otro negocio, hay que currárselo mucho para conseguir vivir de ello y no morir en el intento. Y mira que me he dejado cosas sin contar en el tintero… me lo dejo para otro artículo del blog. 

Entonces ¿qué es justo pagar? El bueno, bonito y barato

Hay precios que van desde los 600€ hasta más de 3.000€ que están cobrando los profesionales top en España. Yo te diría que si te cobran menos de 1000€, desconfía. Te voy a explicar el porqué.

Vamos a entender por BONITO un vídeo de una calidad muy buena (calidad en la imagen, buen sonido, buena historia). Por BUENO un servicio con garantías y totalmente legal. Y por BARATO un servicio de menos de 1.000€.

tarifas bodas 2018 barcelona, cuanto cuesta casarse 2018

-Si es bueno y bonito no puede ser barato: 

Te ofrecen un servicio dentro de lo que marca la ley, en que de la factura que te cobra el videógrafo casi un 40% se va en impuestos y tiene una calidad visual, sonora y de historia que demuestra una gran calificación del profesional y tiempo que se ha tomado en editar tu vídeo. Desde luego NO puede ser BARATO o el videógrafo estaría perdiendo dinero en lugar de lucrarse. Si éste es el caso, seguramente ni él se ha sentado ha pensar cuánto cuesta un vídeo de boda.

-Si es bonito y barato no puede ser bueno: 

Te ofrecen un vídeo de una gran calidad a un precio irresistible muy seguramente el “profesional” que vas a contratar no va a pagar los correspondientes impuestos. Seguramente no esté ni dado de alta como autónomo con el consiguiente marrón si le sucede alguna cosa mientras está trabajando en tu boda. Alguien que paga al menos 283,30€ al mes en la cuota de autónomos más el 40% de lo que te cobra en la factura como impuestos para el Estado, no puede cobrar barato si tiene intención de ganar un mínimo ni que sea para no morirse de hambre.

-Si es barato y bueno no puede ser bonito: 

Te ofrecen cobrarte poco y está todo legal; entonces no pueden hacerte un vídeo bonito. Hacer un vídeo de boda bien hecho requiere mucha dedicación, horas y horas de edición además de un equipo bastante caro. Alguien que te cobre barato y pague todo legalmente, al tener un margen de beneficio muy pequeño por trabajo, tendrá que hacer vídeos de boda como churros para conseguir sacar algún dinero a final de mes. Y si hace más de dos vídeos de boda al mes… no creas que al tuyo le va a poner un empeño especial.

-Si encuentras el bueno, bonito y barato juntos: 

Pueden darse varias conjeturas que hagan que encuentres las tres cosas juntas, como en la situación de que el videógrafo esté empezando y quiera hacerse conocer rápidamente. Esta persona tal vez se vea forzada a trabajar por muy poco para ir haciendo trabajos que le sirvan para mostrar. Pero te aseguro que a la que pueda empezará a subir sus precios porque de lo contrario sólo va a ir acumulando pérdidas. Alguien que ofrece el bueno, bonito y barato habitualmente, es que no se ha sentado a hacer números y en menos de dos años habrá bajado la persiana del negocio.

Conclusión

Entonces, ¿cuánto cuesta un vídeo de boda? En conclusión, en mi opinión difícilmente encontrarás un servicio de vídeo que haga todo legalmente por menos de 1.000€. Yo presupuestaría de 1.500€ hasta donde alcance tu bolsillo. Es una inversión que a futuro verás recompensada con creces al poder revivir uno de los días más especiales de tu vida.

¿Quieres ver cuáles son mis precios de vídeos de boda? Ten en cuenta que mis tarifas se refieren a vídeos de boda en Barcelona, pero que puedo desplazarme a cualquier parte del planeta. Eso haría variar un poco el presupuesto. Clic aquí para verlos.

¿Te has quedado con alguna duda? No seas tímido y deja tu comentario :).

Cuánto cuesta un vídeo de boda
4.7 (94.12%) 17 vote[s]
¿Te ha gustado? Compártelo y que llegue más lejos

Facebook Comments